domingo, febrero 05, 2006

YO, MI CIRCUNSTANCIA Y MIS MULETAS

Me he visto obligado a cambiar de nombre a este Blog. Antes se llamaba “Yo y mi circunstancia” pero como hay otro Blog denominado con la famosa frase de Ortega y Gasset “Yo soy yo y mi circunstancia”, para no dar lugar a confusiones éste se llamará de ahora en adelante: “Yo, mi circunstancia y mis muletas”. Por varias razones. Ando con muletas (puñetera realidad) pero, como todo el mundo, también me agarro a ese otro tipo de “muletas mentales” que casi todos utilizan ya sea por necesidad o por conveniencia. Por cierto ¿has andado, tú que me lees, alguna vez con muletas? Es jodido ¿eh? Hay que hacer todo lo que hacen los demás pero siempre con dos muletas de por medio. Si tú, persona normal, te rompes algún día una pierna haciendo deporte o simplemente que te caes por unas escaleras, cuando tengas que usarlas sin remedio, piensa alguna vez en nosotros, los muletas-crónicas-de-por-vida. No te costará hacerlo. No te preocupes que cuando se te suelden los huesos las dejarás de utilizar.

1 comentario:

Fernando dijo...

Estimado Julio: desde la más remota antiguedad, dentro de la esfera de la intelectualidad clásica, hasta nuestros días, poca importancia se da al "exterior" de mentes ilustradas. El verdadero valor está en el conocimiento, no en el aspecto. Ten por seguro que quienes te conozcan por tu obra, poco los importará esa "realidad" de la que hablas.
Saludos desde "Historias de El Pardo"